Aptitudes del emprendedor.

Aptitudes del emprendedor.Es común que cuando hablas de emprendedores, se entre en la polémica de si el emprendedor nace o se hace.

Sin embargo, es importante saber que si bien nacemos con ciertas habilidades, los seres humanos somos capaces de aprender muchas cosas, ya que normalmente sólo desarrollamos el 10% de nuestro cerebro.

Por lo que si no nacimos con todas las aptitudes para ser emprendedor, podemos desarrollarlas.

Ahora bien ¿Cuáles son las aptitudes del emprendedor?

Para ser un emprendedor exitoso debes contar con las siguientes aptitudes:

  • Pensar en grande. No limites tus sueños y considera que lo único que no tiene remedio es la muerte, así que mientras estes vivo, puedes realizar cualquier cosa que se te ocurra.
  • Ser constante. Ten disciplina y si ya te has fijado un propósito, como poner una franquicia, no te desvíes en el camino, trabaja día a día para lograr tu meta. Empieza cada día pensando ¿Qué puedo hacer hoy para alcanzar mi objetivo? Tal vez sea encontrar un local bien ubicado, ahorrar el 20% de tu sueldo para tener el capital que te hace falta, etc.
  • Trabaja en Equipo. Hacer todo tu solo es más complicado que si buscas a un compañero de escuela o amigo confiable con los mismos intereses, con el que puedas trabajar para alcanzar tus sueños. Reúnanse y trabajen juntos para hacer su sueño realidad.
  • Observar a la gente. Cada persona tiene algo que ofrecerte y es una fuente de información sobre los gustos y preferencias de la gente, además de poder convertirse en tu clientes potencial.
  • Prepárarse. La suerte es cuando la oportunidad se une con la preparación, así que si quieres dedicarte a la venta de tecnología sustentable, empieza por informarte, acercarte a los investigadores de la UNAM y el IPN, que siempre están desarrollando nuevas investigaciones, acude a exposiciones y eventos relacionados, toma cursos al respecto, etc.
  • Evita quejarte. Si las cosas no salen como esperabas, no te quejes, mejor busca soluciones. Si el tiempo que gasta la gente en quejarse lo dedicará a solucionar sus problemas serían 30% más eficientes.
  • Si piensas que puedes o si piensas que no puedes, estás en lo correcto. Tú haces tu propio destino, así que mejor piensa con optimismo y con seguridad para lograr ser un emprendedor exitoso.
  • Ser realista sin perder el optimismo. Acepta la realidad, los malos momentos con optimismo, todo tiene una parte positiva, una lección que aprender y cada tropiezo te hace más fuerte.
  • Ser el primer pingüino, es decir, ser el primero en arriesgarte. Cuando los pingüinos va a lanzarse al mar, el primero en meterse corre el riesgo que algún animal lo pesque, como un oso o un león marino. En el mundo de los emprendedores lo más importante es arriesgarse y sacar algo nuevo, pues el que llega primero siempre es recordado por la gente como el primero que lo hizo …
  • Conocer el terreno que pisas, si encuentras los cimientos sabrás como utilizarlos en tu negocio. Conoce las normas y requerimientos de Hacienda, Salubridad y de la delegación en que se encuentra o encontrará tu negocio y cúmplelas para evitar suspensiones.
  • Ofrecer a la gente algo útil y práctico. Recuerda que si creas un producto que es difícil de armar o de usar, la gente lo odia y le dan ganas de destruirlo. Siempre piensa en la usabilidad de tus productos o servicios y en cómo volverlos más accesibles a tus clientes.
  • La lealtad es en dos sentidos. Siempre que tratas bien a un cliente y le resuelves un problema, tarde o temprano te lo retribuirá, como cliente frecuente, con recomendaciones, etc.
  • Gratitud. Agradece a cada persona que te ayude en el camino para lograr tus propósitos, tanto proveedores, clientes y personas que te ayudaron con sus consejos y hasta los que te dijeron los defectos de tus productos, pues todo ayuda a tu crecimiento.
  • Buscar acuerdos en lugar de discutir. Al tratar con los clientes, siempre te encontrarás personas reacientes a tus productos o servicios, en ocasiones justificadas por malas experiencias con tu competencia, a veces porque tienen la costumbre de buscar siempre el “negrito en el arroz” o un simple descuento. En este caso siempre es mejor buscar un buen trato que complazca a tu cliente sin que tu pierdas.
  • Ser tolerante. Cierto, algunos clientes son muy quisquillosos y desesperan, pero hay que practicar la paciencia y recordar que el cliente siempre tiene la razón, aplicando el paso anterior, buscar su satisfacción con un trato que sea benéfico para las dos partes.
  • Dar siempre un excelente servicio, aunque en el momento te genere una pequeña perdida, si le repones a un cliente el helado que se le cayó saliendo de tu local te puede generar mucho dinero, pues nunca olvidará lo que hiciste por él.
  • No hay atajos para alcanzar el éxito. Hay que trabajar duro, establecer y respetar un horario, incluso a veces trabajar tiempo extra.
  • Divertirse en el camino. Disfruta todo el proceso sin quitar la sonrisa de tu rostro, no dejes que un  proveedor o la visita de alguna autoridad te contagie su mal humor, pues eso se reflejará en el trato a tus clientes y en el éxito de tu día. Siempre busca el lado bueno de cada experiencia.

No importa si no cuentas con todas estas aptitudes, tu puedes fortalecerlas y fomentarlas día a día, pues te ayudarán a ser un excelente emprendedor y para tener éxito en todos los aspectos de tu vida.

¡Trabaja duro y lograrás ser un emprendedor exitoso!

Por Martha Salazar.
Basado en el libro La última lección de Randy Pausch.

 

 

Please generate and paste your ad code here. If left empty, the ad location will be highlighted on your blog pages with a reminder to enter your code.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Speak Your Mind

*